Loading...

¿Tienes idea del impacto que puede tener tu vida si agregas valor a los demás?

Si quieres felicidad por una hora, toma una siesta.

Si quieres felicidad por un día, anda a pescar.

La quieres por un mes, cásate.

Si quieres felicidad por un año, hereda una fortuna.

Si quieres felicidad por una vida, ayuda a otros.

La mejor forma de ayudarte es ayudando.

Debes aprender a entrar a todas las relaciones preguntándote:

¿Cómo agrego valor?

¿Cómo puedo usar mis talentos, conexiones y recursos para mejorar el negocio y la vida de esta persona?

El éxito en la vida está estrechamente vinculado con lo que hacemos por los demás.

El Amor: los beneficios agregados

Por fortuna, el amor protege tu corazón, aunque no entendamos bien cómo es que eso sucede, esta comprobado.

Las pequeñas cosas que haces a lo largo del día pueden elevar la confianza de otras personas.

El principio más profundo en la naturaleza humana es buscar ser apreciado.

Si tú no estás ayudando a alguien, entonces sólo estás ocupando espacio.

Ten un Impacto Positivo en la Salud, Riqueza o Hijos de Alguien

Esto te permitirá generar profundos lazos emocionales con las personas.

Piensa al respecto: esos (salud, riqueza e hijos) son nuestros valores más apreciados y cruciales.

Aquí hay tres cosas que puedes hacer para tener un impacto positivo en la vida de alguien más:

Pregunta “¿Cómo puedo ayudarle a ayudarme para ayudarlo?”

Hacemos nuestro estilo de vida gracias a lo que conseguimos, pero realmente vivimos gracias a lo que damos.

Necesitamos más a las otras personas, de lo que ellas nos necesitan a nosotros.

Te necesito para poder dar. Sólo entonces puedo recibir.

Haz algo amable por otra persona y seguramente esa generosidad se te regresará al menos 10 veces más.

Nos enseñaron a preguntar, “¿qué tengo que hacer para ganar mis millones?”, y cuando estamos turbados por gente que ya lo hizo, que ha alcanzado fama y fortuna impactantes, con mucha frecuencia decimos, “!Wow, mira cuánto dinero tiene!”, pero deberíamos decir, “!Wow, mira el servicio fenomenal que están ofreciendo a nuestras vidas, y cómo se les recompensa con riqueza!”.

Cuando sirves a otros, ya sea que estés cuidando a un pariente enfermo, ayudando a un vecino u ofreciendo un producto o servicio profesional por medio de tu negocio, estás cultivando éxito.

Determina cuál valor llevas a la mesa

¡Comienza por reconocer tu propio valor!

Eres valioso y mereces amor, aprecio y recompensas financieras por tus contribuciones a nuestro mundo.

Puedes comenzar haciendo una lista de las cosas que haces bien. Evalúa si aprecias la forma en que tus habilidades elevan tu confianza y te permiten agregar valor a las vidas de otras personas.

Una vez observé a una joven oradora tomar el estrado y ondear un billete de 100 dólares frente a la multitud.

“¿Quién quiere este dinero?”, dijo.

Las manos se elevaron. Los gritos hacían eco en el techo.

“Esperen”.

La oradora enrolló el billete de Benjamín Franklin. Después lo sostuvo entre el pulgar y el índice.

“¿Ahora quién lo quiere?”.

La multitud gritó más fuerte.

“Una cosa más”, dijo mientras aventaba el billete al suelo. Lo pisó con su tacón de aguja. Después apuntó hacia el billete, que ahora parecía ser sólo una mancha en el piso.

“¿Alguien lo toma ahora?”.

“!Sí, yo!”, gritaban las personas, “!Yo lo quiero!”.

La oradora recogió el papel moneda. Lo desenrolló. Usó el borde del podio para plancharlo con su palma.

“!Miren!”, gritó con exuberancia. “!Todavía son 100 dólares!”. Todavía vale 100 dólares.

Mi punto es que la vida tratará de abollarte, romperte en pedazos y hacerte sentir sin valor. Pero sin importar qué tan lastimado o desanimado te sientas, tu valor nunca debe decaer.

A pesar de las dificultades, la gente todavía te querrá.

La meta es olvidarse de pretender ser una persona de éxito; busca convertirte en una persona de valor.

Es ahí cuando comenzarás a hacer click con los demás.

Debes actuar con un deseo genuino de ayudar a los demás. Si lo finges para llegar a las grandes ligas del éxito y poder, la gente sofisticada y experimentada descubrirá tu falta de sinceridad, y te expulsarán de tu nuevo estatus.

Para cada propuesta debes enfatizar formas espectaculares que beneficien a la persona que tomará la decisión final.

Puntualiza cómo tu idea puede mejorar la prosperidad y popularidad de ese individuo, y siempre crearás una situación en donde todos ganan.

Si estableces tu motivación de forma apropiada, es decir, con una vocación servicial, harás de tu vida una oferta, la harás significativa, entonces en cada oportunidad que surja para servir, estarás listo para hacerlo.

Es más importante ayudar a otros a ganar, incluso si tenemos que bajar el ritmo, retroceder y compartir la victoria.

Encuentra algo positivo en cada persona y situación

El dinero te sigue de forma natural cuando prestas tus servicios con un espíritu de buena voluntad.

La verdad es que, si puedes dejar tu trabajo hoy y sentirte feliz por ello, estás en el trabajo equivocado. No estás viviendo tu vida con propósito y estás desperdiciando tiempo preciado.

¿Qué don o dones estás manteniendo cautivos de tu comunidad debido a tus miedos personales?

Piensa en eso.

Poniendo todo en práctica

La tutoría es una de las formas más poderosas en las que puedes mejorar la vida de otra persona.

Piensa acerca de cómo tus mentores te han guiado a lo largo de los años para fomentar tus virtudes, y piensa qué tan agradecido te sientes de que te ayudaron a elevar tus esfuerzos personales y profesionales.

Ahora, descubre cómo puedes depositar, de forma similar, un poderoso karma en otros al ser un destacado mentor.

Aquí hay algunas formas específicas en que puedes hacerlo:

Haz una lista de gente útil que puedes conectar con tus alumnos para ayudarlos avanzar en sus carreras.

Eleva la confianza de tus pupilos al ofrecer una retroalimentación positiva para sus fortalezas.

Ayuda a tus alumnos a mejorar, ofreciéndoles una crítica constructiva. Por ejemplo, si notas que tu discípulo tiene el mal hábito de la ociosidad, ofrece consejos para que administre mejor su tiempo. Y si ves que tu alumno no tiene confianza en sí mismo, encuentra formas para cultivar su autoestima.

Factores clave para hacer CLICK

Agrega valor:

Tener impacto en la riqueza, salud o hijos de alguien más, debe ser una prioridad.

Conoce lo que es valioso para las personas con quienes convives.

Sé consciente de sus necesidades.

Da sin ataduras.

Ten una mentalidad de abundancia.

Hazte indispensable.

Siempre:

Sé el primero en ayudar y hazlo con amabilidad.

Pon a un lado tu orgullo y ego.

Estate dispuesto a recibir cuando la oferta para ayudar se presente ante ti.

Ten en mente:

Puedes conseguir todo lo que quieras en la vida, si primero estás dispuesto a ayudar a otros a conseguir lo que quieren.

Lo que es bueno, puede no ser lo correcto para ti en ese momento.

No lo hagas:

Pensar solamente en lo que ganarás. En lugar de eso, piensa en cómo puedes agregar valor a algo o alguien.

En vez de tratar de convertirte en una persona de éxito, vuélvete una persona de valor.

Asegúrate de:

Seguir el camino una vez que comienzas a ayudar.

Nunca ignores las lecciones que la vida ofrece, en ella o ganamos o aprendemos, pero nunca perdemos. Si no atendemos a la lección, estamos propensos a repetirla hasta que la aprendamos.

¿QUIERES FORMAR PARTE DE UNA COMUNIDAD DE ÉXITO?

Te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 
Por | 2017-09-15T15:34:30+00:00 6 de agosto del 2017|Social|Sin comentarios