Loading...

Si te interesa iniciar un negocio en un campo en particular, lo primero que debes hacer es conocerlo y adentrarte en él.

Por ejemplo, si quieres hacer una pastelería, debes saber cómo funciona una.

Si no tienes claro cómo, te recomiendo lo siguiente:

Sin importar la posición en la que te ubiquen, o cuánto te paguen, trabaja en una pastelería y aprende todo lo que puedas sobre ella en un determinado periodo de tiempo. También puedes aprovechar para adquirir contactos, números de proveedores, distribuidores, y quién sabe, puedes encontrar nuevas puertas a lugares que te interesen aun más.

Tienes que ser curioso y tener de antemano una lista de objetivos que quieras lograr durante el tiempo que trabajes ahí.

Aprender de un negocio de esta forma es mucho mejor que hacerlo desde fuera, porque vives dentro de su funcionamiento. No tienes que leerlo en un libro, lo puedes ver en vivo y adquirir gran experiencia y conocimientos en poco tiempo.

Una vez hayas adquirido la experiencia y conocimientos que consideres necesarios para iniciar, EMPIEZA.

No te quedes como muchos tratando de aprender todo y saberlo todo antes de empezar. Eso te hará perder gran cantidad de tiempo práctico.

Como leí en un libro de T. Harv Eker:

T. Harv Eker
¡Prepárate, dispara y apunta!
T. Harv Eker

Prepárate lo necesario, inicia el negocio con la experiencia adquirida, y anda modificando y corrigiendo errores en el camino.

No te quedes pensando “¿funcionará?”, ni diciendo “espero que funcione”, HAZ QUE FUNCIONE.

No dejes que los miedos que se presentan al inicio retengan el comienzo de tu negocio. Concéntrate en la recompensa no en el riesgo.

Si es algo que conoces, te gusta, y tienes confianza, no dudes, anda a por ello.

Cada obstáculo que haya en tu camino conviértelo en una oportunidad para seguir creciendo.

Todo está en la forma en cómo ves las cosas.

Por | 2017-03-15T17:40:12+00:00 2 de octubre del 2014|Finanzas|1 comentario