¿Cuáles son tus límites?

Cuando sientes que tienes que mejorar en algo, ¿Cuánto demoras en ampliar tus límites? ¿Cuánto tiempo te quedas dentro de ellos?

Los límites te conforman

Todo límite que te impones, a la larga termina conformándote y acomodándote a él.

Estos son mentales (cuánto vas a hacer hoy en tu trabajo, cuánto ejercicio harás, cuánto tiempo de calidad puedes pasar con tu familia), muy pocas veces nos exigimos al punto que llegamos a nuestros verdaderos límites.

Y tampoco está del todo bien exigirnos al máximo a menos que sea urgente, porque nos satura.

Pero tampoco está bien conformarnos con nuestros límites.

Sabemos que para crecer, debemos ampliar nuestra zona de conformismo, pero al hacerlo, estamos estableciendo nuevos límites, y estos siempre, justamente por lo que son, nos limitan, nos ponen barreras.

No digo que eso esté mal, solo que hay un problema, muy… muuuy grave.

El problema es que al ampliar nuestros límites, nos conformamos y los dejamos ahí. Puede que pase una semana o un mes para darnos cuenta que este límite ya no nos hace crecer más, y de alguna forma sentimos la necesidad de ampliarlo, pero la decisión de hacerlo la terminamos tomando un año después o inlcuso más.

Y esa es la respuesta a tu intriga del por qué te demora tanto lograr las cosas, del por qué te cuesta tanto crecer en algo.

Lo que tienes que hacer es:

Cada vez que sientas que para crecer debas ampliar tus límites, sin importar cuándo fue la última vez que lo hiciste, hazlo. No lo dejes para después.

Imagínate el crecimiento que obtienes al ampliar un límite después de un año de que te diste cuenta que ya no te daba frutos lo que hacías, comparado con el crecimiento que puedes obtener al ampliar un límite apenas sientas que debas hacerlo para seguir creciendo.

La diferencia es enooorme.

Deja de perder el tiempo y aprovecha tu vida.

Ese crecimiento estancado puede cambiar muy rápidamente si te decides a actualizar tus límites de forma constante.

Déjate de excusas, miedos y dudas; solo hacen perder el tiempo.

Tienes una vida que vivir, tienes un viaje que hacer y disfrutar, pero para eso, debes vencer tus límites y hacerlo frecuentemente.

Ya sabes el cómo.

La dirección que tome tu vida desde este momento depende absolutamente de ti y las decisiones que tomes día a día.

¿TE SIENTES YA UNA PERSONA DE ÉXITO?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!