La mayor realización en el liderazgo viene al desarrollar a otros hacia el nivel 4

Las personas te siguen debido a quién eres y a lo que representas.

Con gratitud y humildad debes levantar tantos líderes como puedas, emprender tantos desafíos grandiosos como te sea posible, y extender tu influencia para marcar una diferencia positiva más allá de tu organización e industria.

Ventajas

La influencia que has conseguido se extiende más allá de tu alcance y tiempo

1.    El liderazgo Pináculo crea una organización de Nivel 5

Con el desarrollo de cada líder y la búsqueda de toda oportunidad, la firma se sigue fortaleciendo. A la larga, el liderazgo se convierte en parte de su ADN. Y aunque un líder ceda el puesto o se jubile, hay muchos otros líderes listos y dispuestos a tomar su lugar porque las organizaciones de Nivel 5 tienen una estructura de producción de líderes.

2.    El liderazgo Pináculo crea un legado dentro de la organización

“La prueba definitiva de un líder es que deja en otros hombres detrás de él las convicciones y la voluntad para seguir adelante.”
Walter Lippmann

Si alcanzas el Pináculo del liderazgo tienes una oportunidad de impactar más allá de tu posición y tal vez más allá de tu propia vida.

Lo logras desarrollando una generación de líderes que a su vez desarrollen a la siguiente generación de líderes.

Los líderes de Nivel 5 se miden por el calibre de los líderes que desarrollan, no por el calibre de su propio liderazgo.

En organizaciones de Nivel 5, cuando el líder máximo cede el puesto, por lo general hay muchos otros listos a levantarse y tomar las riendas. Y la organización experimenta una continuidad desconocida para otras empresas con líderes de menor valía.

3.    El liderazgo Pináculo provee una plataforma extendida para liderar

Debemos ganarnos el derecho de ser oídos.

Los líderes de Nivel 5 pueden cruzar las líneas de su industria o su área de especialización para hablar con autoridad. La gente los respeta por quiénes son y por lo que representan. Eso les brinda una plataforma mayor e influencia extendida.

Con esta influencia extendida viene la responsabilidad de manejarla con integridad.

“Extraña es nuestra situación aquí en la tierra. Todos venimos para una corta estancia, sin saber por qué, pero a veces aparentemente con el fin de realizar un propósito divino. Sin embargo, desde el punto de vista de la vida cotidiana solo sabemos algo: que el ser humano está aquí para beneficio de otros seres humanos, sobre todo para aquellos de cuya sonrisa y bienestar depende nuestra felicidad, y también para las innumerables almas desconocidas con cuyo destino estamos conectados por un vínculo de simpatía. Muchas veces al día me doy cuenta cuánto de mi propia vida externa e interna se erige sobre las labores de mis semejantes, tanto vivos como muertos, y cuán formalmente me debo esforzar por brindar mi aporte a cambio de lo mucho que he recibido.”
Albert Einstein

El viaje de liderazgo tiene el potencial de llevar individuos a través de un proceso de toda la vida en tres fases: aprender, ganar, devolver.

Las personas que al inicio del viaje consiguen una posición de liderazgo enfrentan una decisión. ¿Van a aprender ahora a liderar mejor o van a apoyarse en su posición, van a proteger su territorio, y van a jugar al rey de la colina para conservar lo que tienen? Quienes deciden aprender entran a la fase de aprendizaje y empiezan a avanzar poco a poco en los niveles de liderazgo.

Normalmente, cuando alcanzan el nivel Posición comienzan a recibir el reconocimiento y las recompensas del liderazgo. Allí es cuando la mayoría de líderes entran a la fase de ganancia. Muchos se contentan con quedarse allí. Trepan la escalera en la organización, obtienen el respeto de sus compañeros, y obtienen un buen sustento para vivir.

Solo aquellos líderes que deciden darse a otros y desarrollar líderes ingresan a la fase de devolución. Los líderes que se dedican a desarrollar más líderes y a invertirse en la tarea, dando lo mejor de sus energías y recursos para levantar otros líderes, son los únicos que tienen la oportunidad de avanzar hasta el Pináculo.

Desventajas del Pináculo

Podrías empezar a creer que eres el único que importa

Quienes son susceptibles a las desventajas del Pináculo caen dramáticamente. Pueden desbaratar todo aquello por lo que han trabajado hasta ese momento.

1.    Estar en el Pináculo puede hacerte creer que ya llegaste

Es irónico, pero uno de los más grandes peligros para líderes Pináculo en la cima es similar al de los líderes Posición en la parte baja: creer que ya llegaron.

Si entras al liderazgo con una mentalidad de destino, y la llevas contigo mientras avanzas por los 5 Niveles de Liderazgo, podrías creer que el Pináculo es un lugar en el cual descansar, disfrutar la vida, y aprovechar al máximo tus privilegios. Si ese es tu modo de pensar, ¡cuidado!

Toda organización para la cual trabajan personas es un consorcio. Si eres el líder, no puedes tomar decisiones teniendo en mente solo a ti y tus intereses personales. A quien mucho se le da, mucho se le demanda.

Nunca se logra llegar, solo se puede luchar por ser mejores.

Si ya terminaste de aprender, estás liquidado.

2.    Hallarte en el Pináculo puede hacerte creer tu propia grandeza

Casi nadie es más ridículo que el líder que se toma demasiado en serio y empieza a creer que es el regalo de Dios para otros.

No olvides que igual que todos debiste empezar en el fondo como líder posicional. Debiste trabajar en forjar relaciones. Tuviste que demostrar tu productividad e invertir en las vidas de otros solo ocurrió con esfuerzo.

Ten confianza, pero también sé humilde.

Si te has convertido en triunfador, esto solo se debe a que otras personas te ayudaron a lo largo del camino.

3.    Estar en el Pináculo puede hacerte perder el enfoque

Si los líderes que llegan al Pináculo quieren permanecer la mayor cantidad de tiempo allí, deben mantenerse enfocados en su visión y propósito y seguir liderando al más alto nivel.

Cada paso hacia el frente requiere concentración y una disposición de seguir aprendiendo, adaptándose, formando estrategias, y trabajando.

No permaneces en lo alto sin visión, humildad y trabajo duro.

Mejores conductas en el Nivel 5

Cómo usar el Pináculo como una plataforma para hacer algo más grande que tú mismo

1.    Asegúrate de que haya suficiente espacio en la cima

Cuando desarrollas un líder que desarrolla a otros, estás creando más espacio en la cúspide porque aumenta el tamaño y el poder de la organización como un todo.

Cada vez que desarrollas buenos líderes y los ayudas a encontrar un lugar para que lideren e impacten, ellos reúnen más personas para sí. En consecuencia, la organización crece (junto con su potencial) y esta necesita de más líderes buenos. Este proceso crea un ciclo de expansión y una clase de ímpetu hacia la cima para que otros líderes ayuden a impulsar la organización hacia adelante.

Al comparar líderes que solo tenían seguidores con líderes que desarrollaban a otros líderes, John C. Maxwell empezó a notar algunas diferencias sutiles pero claras.

He aquí las características de un líder de Nivel 5 que desarrolla líderes:

El deseo del líder: ser reemplazado en vez de indispensable

Nadie es indispensable. Peor aún, permitir que otros se vuelvan dependientes hace poco más que satisfacer el ego de un líder. Este es un estilo muy limitante de liderazgo que tiene corta duración.

“El líder máximo es aquel que está dispuesto a desarrollar personas hasta el punto en que finalmente lo superen en conocimiento y capacidad.”
Fred Manske

El enfoque del líder: trabajar en las fortalezas de las personas y no en sus debilidades

Algunos líderes siguen un enfoque de consejería para desarrollar a otros. Con esto quiero decir que se centran en lo que las personas están haciendo mal o de manera deficiente, y enfocan su atención en ayudarlas a corregir esos aspectos.

Esa no es manera de desarrollarlas.

Si quieres desarrollar personas debes ayudarles a descubrir y fortalecer sus fortalezas. Allí es donde tienen el mayor potencial para crecer.

La actitud del líder: ceder poder en vez de acapararlo.

Tu mentalidad debe ser: liderar juntos.

Al potenciar el modelo de liderazgo se pasa de “poder en la posición” a “poder en las personas”, en que a todas se les otorga roles de liderazgo a fin de que puedan contribuir a su plena capacidad.

La perspectiva del líder: ver líderes potenciales como podrían ser y no como son

Una de las claves para desarrollar líderes en cualquier nivel es ver a las personas no como son o como otros las ven, sino como podrían ser.

Contribuir a cerrar la brecha entre cómo es alguien y la realización de su potencial es lo que motiva a los líderes de Nivel 5 a levantar a otros a Nivel 4.

El impacto del líder: conocer lo que se debe saber lleva a un líder de Nivel 5 a desarrollar a un líder de Nivel 4

Aquellos con gran potencial solo seguirán a líderes que los superen en habilidad, experiencia, o en ambos aspectos.

Los mejores líderes potenciales no se quedarán en la organización a menos que vayas hasta donde estos se encuentran, les extiendas la mano, y los ayudes a avanzar hasta su propio nivel.

2.    Guía continuamente líderes potenciales de Nivel 5

Se deben tener muchos líderes buenos para seleccionar a los mejores.

Debes dar lo mejor de ti a todos los líderes potenciales de Nivel 5 porque te podría sorprender quién termina siendo el más fuerte.

3.    Crea un círculo íntimo que te mantenga bien cimentado

La ley del círculo íntimo: quienes están más cerca de los líderes les determinan el potencial.

Un buen círculo íntimo en el Nivel 5 permitirá a los líderes ser ellos mismos, pero los miembros también les dirán la verdad acerca de sí mismos. Esto hace que el trayecto sea agradable, evita soledad, e impide que los líderes desarrollen arrogancia.

Los miembros de tu círculo íntimo que levantes pueden convertirse en tu gente favorita, como la familia.

4.    Haz por la organización lo que solo pueden hacer líderes de Nivel 5

Si eres el líder máximo de tu organización, oriéntala.

Debes ser en ella un buen modelo para todos, valorando a la gente, manteniéndote en crecimiento, practicando la regla de oro, siendo auténtico, exhibiendo buenos valores, y viviendo las prioridades correctas.

Todo el trabajo que has realizado y toda la influencia que has obtenido con el paso de los años podrían estar en tus manos de tal modo que puedas hacer con eso algo mucho más importante. Además deberías mantener ojos, oídos y corazón abiertos a las posibilidades.

5.    Planifica tu sucesión

Dejar un sucesor es la última ofrenda grandiosa que un líder puede entregar a una organización.

Las dificultades de transición de liderazgo son demasiado comunes, e igual que pasar la posta en una carrera de relevos, es necesario planificar y ejecutar bien una transición de liderazgo. El éxito depende de que el líder con la posta se pase al siguiente líder mientras ambos corren a toda velocidad.

Los verdaderos líderes hacen a un lado el ego y se esfuerzan por crear sucesores que vayan más allá de ellos. Además planean pasar la posta del liderazgo en plena marcha, cuando aún están corriendo en la cima. Si un líder ya comenzó a bajar el ritmo, la posta se pasa demasiado tarde. Ningún líder debería perjudicar el ímpetu de la organización quedándose demasiado tiempo solamente para su propia satisfacción.

Por tanto, si eres un líder de Nivel 5 que dirige una organización, planea tu sucesión y sal antes de que sientas que debas hacerlo.

6.    Deja un legado positivo

Una de las claves para llegar al final de nuestras vidas sin remordimiento es hacer la obra de crear un legado perdurable.

¿Cómo?

Primero, reconoce que lo que haces diariamente, con el tiempo se convierte en tu legado.

Segundo, decide ahora cuál quieres que sea tu legado. ¿Cómo quieres que te recuerden? ¿Qué te gustaría que la gente diga de ti en tu funeral? ¿Tienes una visión del impacto positivo que quieres dejar? ¿Conoces lo que puedes invertir en líderes potenciales que querrán ayudarte a construir ese legado?

Finalmente, comprende que un legado es la suma de toda tu vida, y no solo fragmentos. Si has fallado, no hay problema. ¿Ha tomado tu vida una senda que es menos que ideal? Olvídala. Ubícate en la dirección correcta y a partir de hoy empieza a cambiar la manera en que vives. Cumple la misión y visión de tu vida. Hazlo ahora antes de que sea demasiado tarde para cambiar.

“Toda gran institución es la prolongación de un solo hombre.”
Ralph Waldo Emerson

Ayuda a otros a avanzar al Nivel 4 y 5

Crea momentos crisol para los líderes que desarrollas

Una vez que has alcanzado el Nivel 5, tu enfoque no debería estar en tu avance personal sino en ayudar a otros a avanzar tanto como puedan.

Cuando alguien con dinero conoce a una persona con experiencia, por lo general quien tiene la experiencia se queda con el dinero y quien tiene el dinero se queda con la experiencia.

Como líder experimentado, puedes identificar líderes potenciales, puedes imaginar qué clase de experiencias necesitan, y puedes ayudar a proveerles un ambiente controlado donde los fracasos y errores no los saquen por completo del juego del liderazgo.

Los incidentes clave en nuestra vida (momentos crisoles) nos han conformado. Nos han creado progreso. Y las experiencias de liderazgo que has tenido, tanto buenas como malas, te han convertido en el líder que hoy eres.

Los crisoles pueden darse dentro y fuera del trabajo.

Algunos toman forma de revés: una muerte en la familia, un divorcio, la pérdida de un empleo.

Otros implican una suspensión: un periodo intermedio por el que la gente atraviesa en el instituto de posgrado, en el campamento de entrenamiento, en una etapa de desempleo, incluso en la cárcel.

Una tercera forma es el crisol del territorio nuevo, en el cual al individuo se le confía un nuevo papel social o se le pide que realice una tarea en un país desconocido.

Si quieres sacarle el máximo provecho a tu influencia en el Nivel 5, debes crear momentos crisoles que permitirán a tus líderes alcanzar su potencial de liderazgo.

He aquí cómo sugiero que esto se haga:

1.    Identifica y crea lecciones de liderazgo crucial que deban aprender

Empieza identificando las cualidades y habilidades esenciales que todo buen líder debe tener.

Lista de ayuda:

Integridad, Visión, Influencia, Pasión, Actitud de servicio, Confiabilidad, Solución de problemas, Comunicación, Creatividad, Trabajo en equipo, Actitud, Autodisciplina.

Comienza a buscar oportunidades de poner líderes en situaciones en que puedan aprender lecciones basadas en experiencias en esas áreas.

Después analiza cómo solucionó el problema y qué aprendió.

Después de eso discute qué estuvo mal y qué estuvo bien, y qué podrían hacer la próxima vez para mejorar.

Cada desafío, problema, circunstancia o iniciativa es una oportunidad para cotejar líderes potenciales con una experiencia de desarrollo de liderazgo que cambiará quiénes son ellos. Trata de pensar en esos términos cada día.

2.    Busca inesperados momentos crisoles de los que puedan aprender

Los cambios se dan en las vidas de las personas cuando:

  • Sufren el daño suficiente que deben soportar (dolor y adversidad).
  • Aprenden lo suficiente de lo que quieren aprender (educación y experiencia).
  • Reciben suficiente de lo que son capaces de recibir (apoyo y capacitación).

Los líderes sabios buscan momentos que caen en esas tres categorías; algunos se pueden crear, pero muchos simplemente ocurren.

Los buenos líderes ayudan a la gente que lideran a aprender y sacar lo mejor de esos momentos, explicándoles la experiencia y haciéndoles las preguntas correctas.

Todos experimentamos muchísimo más de lo que comprendemos.

Tu labor como líder de Nivel 5 es ayudar a la gente de alto nivel que estás desarrollando a darle sentido a lo que experimentan y a encontrar valor en ello.

3.    Usa tus propios momentos crisol como pautas para enseñar a otros

Las experiencias y lecciones que te permitieron eliminar estorbos de liderazgo en tu vida, ayudan a otros a eliminarles los suyos propios.

Examina tus vivencias e identifica las lecciones que has aprendido de ellas.

Dedica tiempo con papel y lápiz (o computadora) a identificar tus propios momentos crisol. Luego imagina cómo estos podrían ayudar a quienes estás desarrollando.

Estas son las categorías que puedes usar para analizar tus experiencias crisol de liderazgo:

Innovadores

Estas son vivencias que animan a la gente a empezar a desarrollar una cualidad o disciplina.

Rompehielos

Estas experiencias ayudan a líderes a seguir adelante después de un tiempo de estancamiento.

Rompe-nubes

Estas experiencias levantan más alto a los líderes, permitiéndoles ver las cosas como podrían ser.

Rompe-estorbos

Estas experiencias permiten a la gente tomar una decisión que determinará la dirección de su liderazgo.

Rompecorazones

Estas experiencias hacen que los líderes hagan una pausa y evalúen dónde están y qué están haciendo.

Rompe-récords

Estas experiencias son estimulantes, ya que permiten a los líderes romper los obstáculos de su liderazgo.

Identifica tus experiencias de grandes avances y cuéntalas como historias a los líderes que deseas desarrollar.

Algunas personas te llamarán arrogante o egocéntrico cuando cuentes tus vivencias. No permitas que eso te desaliente. No conozco mejor manera de comunicar importantes verdades a otros.

La gente ha estado usando historias para enseñar lecciones de vida durante todo el tiempo que los seres humanos hemos estado en este planeta. Cuenta las tuyas y ayuda a la siguiente generación a tomar sus lugares como líderes.

4.    Expón estas historias a otras personas y organizaciones a las que impactarán

Una de las mejores maneras para inculcar cualidades y destrezas de liderazgo en líderes en desarrollo es pedirles que entrevisten a buenos líderes.

Hacer preguntas y buscar modos de desarrollar cierta cualidad es una manera maravillosa de hacer crecer a otros.

Primero, deben mantenerse atentos en buscar buenos líderes y organizaciones bien lideradas, lo cual empieza a desarrollarles una conciencia de liderazgo.

Segundo, deben tomar la iniciativa (y a veces ser persuasivos) en conseguir la entrevista.

Tercero, deben prepararse para la entrevista, lo cual los hace pensar con mayor profundidad acerca del liderazgo.

Cuarto, la experiencia misma de la entrevista pone a la gente en el mundo del otro líder y los expone a otra cultura que les ayuda a crecer.

Y finalmente, analizar la entrevista y hablar al respecto con la persona que les asignó la tarea les ayuda a hacer específicas las lecciones, especialmente si se les exige que implementen y enseñen lo que aprendieron.

Los líderes en el Nivel 5 tienen acceso a liderazgo, entidades, oportunidades y experiencias que no lo tienen los líderes emergentes. Aproveche todo esto al máximo para beneficio de su gente.

Cada vez que desarrollas un líder, marcas una diferencia en el mundo. Y si desarrollas líderes que aprovechan lo que han aprendido y lo usan para desarrollar a otros líderes, no se sabe qué clase de impacto tendrás ni cuánto durará.

Guía para sacar lo mejor de usted en el Nivel 5

1.    Mantente humilde y dispuesto a aprender

Sigue estos pasos:

  • Escribe un credo de aprendizaje que seguirás todos los días, el cual debería describir la actitud y las acciones que adoptarás para mantenerte enseñable.
  • Encuentra una o más personas más adelantadas que tú en el liderazgo y con quienes te puedas reunir periódicamente a fin de aprender de ellas.
  • Dedícate a un pasatiempo, una tarea o una actividad física que consideres digna de tu tiempo pero que también te desafíe en gran manera y te haga sentir humilde.

2.    Mantén centrado tu enfoque

Si has llegado al nivel Pináculo de liderazgo, posees un conjunto de habilidades primarias (un punto óptimo o zona de fortaleza) que obtuviste allí. No permitas que te distraigan en el uso de esas habilidades.

Identifica ese punto óptimo central, y redacta un plan para aprovecharlo al máximo en los años venideros.

3.    Crea el círculo íntimo adecuado para mantenerte bien centrado

Todos los líderes que triunfan necesitan un círculo íntimo de personas que trabajen junto a ellos a fin de lograr la visión, de ayudarles a disfrutar el trayecto, y de mantenerlos bien cimentados.

¿Quiénes son las personas que cumplirán esos papeles en tu vida?

Identifícalas e invítalas a entrar en tu vida y en tu liderazgo.

A las personas de tu círculo íntimo pídeles lo siguiente:

  • Que te amen incondicionalmente.
  • Que te representen según tus valores.
  • Te cubran las espaldas.
  • Que complementen tus debilidades.
  • Que sigan creciendo.
  • También que cumplan sus responsabilidades con excelencia.
  • Que sean sinceros contigo.
  • Que te digan lo que debes oír, no lo que quieres oír.
  • Te ayuden a llevar la carga, no que sean carga extra.
  • Que trabajen juntos como equipo.
  • Que te añadan valor.
  • Y que disfruten el viaje contigo.

A cambio bríndales lealtad, amor y protección; recompénsalas económicamente; desarróllalas en el liderazgo; ofréceles oportunidades.

4.    Haz lo que solo tú puedes hacer

¿Has dedicado tiempo a pensar detenidamente en qué cosas solamente tú puedes hacer por tu organización, departamento o equipo, como líder de la misma?

Cerciórate de que estas cosas se conviertan en tu máxima prioridad.

5.    Crea un entorno sobresaliente de desarrollo de liderazgo

Elabora maneras estratégicas de crear ese hábitat donde todo el tiempo se estén desarrollando líderes.

Promueve el desarrollo de liderazgo en cada nivel de la organización.

Asegúrate además de liberar a tus mejores líderes para que pasen tiempo desarrollando a otros. Esto no debe ser un extra sino parte de las responsabilidades básicas de ellos.

6.    Crea espacio en lo alto

Dale una mirada a tu organigrama.

¿Hay vacantes disponibles para líderes talentosos que desean ascender?

Si no hay vacantes y los líderes que tienes no están yendo a ninguna parte, entonces no hay espacio en lo alto para otros líderes potenciales. Crea el espacio.

Si no creas espacio en lo alto para líderes en desarrollo perderás gran parte de tu fuerza potencial, y finalmente empezarás a perder tus nuevos talentos prometedores y capaces.

7.    Desarrolla a tus líderes principales

Cualquier persona que tenga el potencial de liderar tan bien como tú (o incluso mejor) debe estar bajo tu vigilancia para darle tutoría personalizada.

Empieza con lo mejor de lo mejor. Saca tiempo cada semana para trabajar con estos líderes.

Asegúrate de utilizar los momentos crisol para desarrollarlos haciendo lo siguiente:

  • Identifica las lecciones que todos los buenos líderes deben aprender.
  • Encuentra maneras de enseñar cada una de esas lecciones.
  • Enseña a partir de tus propios momentos crisol.
  • Exponlos a personas que los impactarán positivamente.
  • Capitaliza inesperados momentos crisol.

8.    Planifica tu sucesión

Si has desarrollado muchos líderes de Nivel 4, entonces comienza a enfocarte en esos pocos que tienen el mejor potencial para reemplazarte.

Si no has estado desarrollando líderes de alto calibre, entonces empieza a hacerlo. Comienza a ayudar a tus líderes de Nivel 3 a avanzar al Nivel 4.

9.    Planea tu legado

¿Qué legado quieres dejar? ¿Cuál será el resultado final de tus esfuerzos y de tu carrera de liderazgo?

No esperes a que otra persona determine el significado de tu vida. Identifica ese significado mientras pueda afectar tu existencia, y empieza a hacer lo necesario para tratar de cumplir con tu legado.

10. Usa el éxito de tu liderazgo como plataforma para algo superior

¿Qué oportunidades tienes de contribuir a causas más grandes que la tuya?

Piensa un poco al respecto y luego aprovecha tu habilidad para beneficio de otros que no están en tu esfera directa de influencia.

Un poquito más

Cómo sacar el máximo provecho de uno mismo.

  • Sé fiel a ti mismo.
  • Haz de cada día tu obra maestra.
  • Ayuda a los demás.
  • Saborea hondamente los buenos libros.
  • Haz de la amistad un arte.
  • Construye un refugio contra un día lluvioso.
  • Pide al universo orientación y agradécele por las bendiciones que te da cada día.

Método para desarrollar personas:

  1. Explicación: decirles lo que quieres que sepan y hagan.
  2. Demostración: mostrarles lo que quieres que sepan y hagan.
  3. Iniciación: hacer que ellos te muestren que saben qué hacer.
  4. Corrección: pedirles que cambien lo que están haciendo mal.
  5. Repetición: pedirles que lo hagan bien una y otra vez.

Si como líder los escuchas, entonces ellos te escucharán.

Éxito es tranquilidad de espíritu que a su vez es resultado directo de la autosatisfacción de saber que diste todo de ti para convertirte en lo que eres capaz de llegar a ser.

Y así, llegamos al final de este gran entrenamiento de liderazgo.

Espero te haya gustado y servido mucho para tu desarrollo como líder.

Ya tienes lo necesario para comenzar este largo pero maravilloso camino, espero lo sepas aprovechar y salgas adelante 🙂

Y por si no has visto todos los artículos de este paquete de Liderazgo, aquí los tienes:

4to Nivel de Liderazgo: Desarrollo de Personas (reproducción): http://elcaminomedio.com/liderazgo-nivel-4-desarrollo-de-personas/
3er Nivel de Liderazgo: Producción (resultados): http://elcaminomedio.com/liderazgo-nivel-3-produccion/
2do Nivel de Liderazgo: Permiso (relaciones): http://elcaminomedio.com/liderazgo-nivel-2-permiso/
1er Nivel de Liderazgo: Posición (Derechos):  http://elcaminomedio.com/liderazgo-nivel-1-posicion/
Los 5 Niveles de Liderazgo (para entender todo esto): http://elcaminomedio.com/los-5-niveles-de-liderazgo/

Cualquier cosa puedes escribir algo en los comentarios abajo de esto, me gustaría saber lo que piensas.

¡Haz Clic Aquí para Comentar!