Loading...

Ser emprendedor no es fácil.

Como todos en realidad, tenemos tantas cosas que hacer en el día a día…

Tantas preocupaciones…

¿Y cuánto realmente avanzamos hacia nuestras metas y proyectos?

Todos los días, o la mayoría de ellos, nos mantenemos ocupados haciendo cosas con el fin de sobrevivir y llenamos el espacio de tiempo libre que nos quede después con lo que sea “para no perder el tiempo”.

Muchos viven en una confusión.

Quieren disfrutar de la vida pero a la vez tienen que preocuparse por llevar comida a la mesa cada día, por ganar lo suficiente para pagar las facturas y las cuotas de sus deudas o estudiar para terminar su carrera y poder conseguir un trabajo y luego preocuparse por llevar comida a la mesa, ganar lo suficiente y bla bla bla.

Aprovechan cualquier tiempo libre que les queda para distraerse y relajarse y muy poco para sus metas y sueños.

¿Tú haces lo mismo?

Yo también, lo hacía.

Hasta que me hice algunas preguntas…

¿Quiero seguir el resto de mi vida así?

¿Hasta dónde puedo llegar viviendo así?

¿Qué nivel de vida podré alcanzar si me mantengo a este ritmo?

Estas preguntas me hicieron reflexionar MUCHO.

Tengo metas, tengo objetivos, tengo sueños y quiero alcanzarlos.

Pero no me dedico lo suficiente (como un emprendedor debería) a ellos como para materializarlos en un plazo lo suficientemente decente desde el cual disfrutar de los resultados por lo que quede de mi vida.

¿Por qué?

Porque como muchos emprendedores, tengo un trabajo, tengo responsabilidades en la casa y conmigo mismo y eso me quita gran parte de todos mis días.

Y también quiero relajarme y disfrutar de la vida aunque sea un poco.

Por eso en mi tiempo libre luego de avanzar ligeramente con mis objetivos, me distraigo, juego, veo televisión, etc…

Me distraigo, juego, veo televisión, etc.

Grábate esto que acabo de resaltar .

Ese tiempo de relajo, no es corto. A veces hasta sacrifico mis horas de sueño por “disfrutar y relajarme” un poco más, por esperar a que acabe la película por ejemplo.

LA IDEA

Después de la reflexión, me di cuenta que si invierto ese tiempo de relajo en mis objetivos y sueños, puedo reducir el tiempo que me tomaría alcanzarlos dramáticamente.

Parece muy obvio, muy tonto, muy “eso ya lo sé pero tengo que relajarme porque sino me estreso”.

Déjame responderte con todo cariño… no jodas.

Son excusas, somos humanos, y somos increíblemente capaces de manejar el estrés de acuerdo a las perspectivas que damos a cada contexto de lo que nos pasa. Bueno ese tema es para otro artículo.

Pero déjame mostrarte unos cuantos ejemplos para que te des cuenta de la magnitud del tiempo que estás perdiendo y entiendas la razón de por qué te cuesta conseguir resultados contundentes como trabajador, independiente, emprendedor o lo que seas; y por qué sientes ese miedo que te cuestiona: “¿algún día lo lograré?”.

Y claro, la solución.

ACTUALIDAD

Hagamos cuentas…

Si el tiempo normal que dedico a mis objetivos en un día es equivalente a: 1 hora

Y el tiempo normal que dedico al relajo y distracciones en un día es equivalente a: 3 horas

En 5 años habré dedicado 1,825 horas en lo que respecta a mis metas y habré perdido 5,475 horas “relajándome”.

EL CAMBIO

Si en vez de eso, me comprometo, me pongo en modo realmente emprendedor y me enfoco en mis objetivos (negocio, pasión, etc.) 3 horas y 30 minutos al día (3.5 hs) y me relajo solo 30 minutos al día (0.5 hs)

En 5 años habré avanzado 6,387 horas y 30 minutos en lo que respecta a mis metas y habré utilizado 912 horas con 30 minutos “relajándome”.

Habré aumentado mi productividad en ese lapso de tiempo un +350%.

Es como si hubiera avanzado en 5 años lo que normalmente me tomaría 17 años y medio!

¿Te das cuenta de la tremenda diferencia?

Y tu felicidad no se vería afectada, todo lo contrario, al dedicarte a lo que te gusta, a tus sueños y metas, y conseguir resultados más rápido por dedicarte más tiempo a ello, simplemente hará que te sientas increíble, con mayor energía y te dará la sensación de que eres capaz de conseguir lo que quieras.

Y no creas que no hay tiempo de distracción, relajo, viajes, salidas, etc. Claro que lo tienes. Recuerda que estás invirtiendo 3 horas y media. Tienes fin de semana, vacaciones, etc. Puedes salir y todo, nadie te lo va a negar. A lo que me refiero es en tu día a día normal, en el tiempo que malgastas en tonterías que no te hacen ni más ni menos feliz a mediano ni largo plazo.

Es más, al dedicarte más a tus objetivos conseguirás reemplazar el tiempo que dedicas a tu trabajo normal y estudios a aquello que te apasiona y quieres conseguir porque te empezará a dar frutos y podrás vivir de ello.

EL SUEÑO

Digamos que en los 5 años que avanzaste, tu rol de emprendedor dio resultados y te independizaste, y ahora puedes dedicarte a tiempo completo a tus sueños y pasiones.

Si hacemos cuentas rápidamente y sumas tus 8 horas de trabajo más tus 3.5 horas que usabas para dedicarte a tus objetivos, serían 11 horas y media al día enfocadas en tus metas (11.5 hs).

En los próximos 5 años habrás dedicado 20,987 horas y media a ello!!! Habrás avanzado un +329% más rápido que los últimos 5 años (lo que te iba a tomar 16 años y medio) que le dedicaste 3 horas y media al día a tus sueños y un +1150% (lo que te iba a tomar 57 años y medio) más en comparación del tiempo en que solo le dedicabas una hora al día a tu pasión.

¿No es una locura?

Sí, lo es, pero es real, y tú puedes hacerlo.

Incluso con el tiempo serás el líder de un equipo que te apoyará en la consecución de tus sueños y esto multiplicará tu crecimiento a niveles inimaginables.

Disfrutar y Vivir la Vida como Emprendedor

Y llegará el momento, mucho más temprano que tarde, en el que podrás delegar la mayoría de tus tareas y quizás dedicarte 1 o 2 horas al día (hasta menos) a tu negocio, pasión, etc; y el resto a disfrutar y vivir la vida junto con tu familia y amigos, o solo, bueno como quieras, la cosa es que entiendas el punto:

En la vida se paga un precio por todo. Es tu decisión si lo pagarás al principio o al final. Si decides esforzarte desde el comienzo, entonces las recompensas finales resultarán mucho más satisfactorias.

En resumen, prioriza la Oportunidad al Placer hasta conseguir lo que realmente quieres.

Espero haberte ayudado 😉

Paga ahora, disfruta después.

¿QUIERES SER UNA PERSONA DE ÉXITO?

Te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 
Por | 2017-06-26T21:13:04+00:00 19 de junio del 2017|Finanzas, Inteligencia|3 Comentarios