Loading...

¿Qué es aquello que más te impide prosperar?

Tu falta de control sobre tus excusas.

Postergar las cosas importantes constantemente.

Miedo a fracasar, a hacer todo por gusto.

Miedo a hacer las cosas mal.

Al qué dirán, o a lo que ya dicen.

A ser avergonzado.

Miedo a atreverte.

A quedar mal con otras personas.

Miedo a ser rechazado.

Miedo a que te digan “NO”.

¿Qué es?

La principal razón de nuestros temores y de que posterguemos las cosas, es que nos aterramos con la idea de fracasar.

No estamos lo suficientemente seguros de que si hacemos siempre aquellas cosas importantes para nuestro crecimiento, logremos el éxito.

Y eso nos desmotiva, nos genera pereza, miedos, excusas.

Las cuales realmente no tienen justificación.

Porque ceder a ellas significa que estamos perdiendo totalmente el tiempo.

Cada vez que intentamos avanzar, nos retraemos.

Es como si avanzáramos un paso y retrocediéramos dos.

La única forma de salir adelante es dedicarnos a aquello que realmente amamos y sobre todo creemos, y vencer constantemente la pereza, los miedos y las excusas que se presentan en el camino.

¿Cómo?

¡Piensa!

Por más simple que parezca, esa es la principal solución.

Y realmente no es tan fácil.

Tenemos tantas cosas en la cabeza que nos cuesta sentarnos o echarnos por un momento y ponernos a pensar en nuestros problemas, en cómo resolverlos.

Muy pocas personas realmente lo hacen.

Siempre están tomando decisiones rápidas en todo momento, eligiendo lo primero que se les venga a la mente.

Debido a ello se cometen muchos errores que terminan desmotivándonos y haciéndonos pensar que no servimos para lo que hacemos, o que nuestros sueños son inalcanzables.

Deepak Chopra
Para tomar las decisiones correctas en la vida, debes estar en contacto con tu alma. Para hacer esto, necesitas experimentar la soledad, a la que la mayoría de personas teme, porque en el silencio escuchas la verdad y conoces las soluciones.
Deepak Chopra

Cada vez que tengas que hacer algo importante y las excusas empiecen a aparecer, no tomes decisiones alocadas, como postergarlo o dejar de hacerlo.

Tómate unos 10 o 20 minutos, si es necesario más, y ponte a pensar en esas excusas.

  • ¿Te sientes cansado?
  • ¿Piensas que si no lo haces una vez no pasará nada?
  • ¿Mejor dejas lo más difícil para el final?
  • ¿Sientes miedo a ser rechazado(a)?
  • ¿A no lograrlo?
  • ¿No eres suficientemente bueno(a)?

¿Por qué aparecen? ¿Cuál es su origen?

  • ¿Ya te han perdonado por no hacerlo una vez, y piensas que puede seguir siendo así?
  • ¿Te acostumbraste a postergar y dejar lo más difícil para el final?
  • ¿Pasaste por una mala experiencia en el pasado que te afectó mucho?

Una vez comprendas el origen de estas excusas, empieza a generar razones de por qué sí hacerlo ahora.

  • Primero, si no perseveras y no constante, no obtendrás resultados positivos.
  • Si no priorizas y no haces primero lo más importante, nunca avanzarás realmente.
  • Si no te atreves y enfrentas tus miedos, nunca sabrás qué puede pasar, hasta dónde puedes llegar, qué tan bueno puedes llegar a ser por medio de experimentar, caerte, levantarte, aprender y hacerlo mejor cada vez.
  • ¿Qué puedes perder en comparación de lo que puedes ganar?
  • Terminar a tiempo en vez de seguir postergando y perder unas horas de ocio, a costa de tener más tiempo libre después, y de hacer las cosas bien, sin apuros.
  • Que te digan que no, que cometas un error, que no lo hagas tan bien; a costa de lograrlo, hacerlo bien, ser felicitado, o de tener una experiencia más de la cual aprender y poder hacerlo nuevamente pero mucho mejor.

Crea una balanza (mental o mejor escrita), de un lado tus excusas y tus miedos, y del otro tus razones para hacerlo.

Haz que esta balanza se incline emocionalmente al lado de las razones, proporcionándola con los verdaderos motivos (aquellos que sentiste la primera vez que te motivaste a hacer lo que haces para tu crecimiento) de por qué debes atreverte y hacer las cosas.

Hecho esto, lo único que te queda es atreverte, lanzarte a hacer aquello que temes o que te da pereza.

Al principio, sí, es difícil, nos sentimos cansados, o estamos muy nerviosos, parece que las ideas se nos fueron de la cabeza, pero es cuestión de dar el primer paso y mantenerse ahí.

A los 10, 15  minutos de intentar enfocarnos sin distracciones, o puede que un poco más, el cansancio, los nervios, el miedo y las excusas, van desapareciendo; y las ideas empiezan a brotar en abundancia.

Vas a llegar a un estado de concentración tal, que no vas a parar hasta terminar y lograrlo.

Es cuestión de aprender a vencer esa pequeña barrera entre tener que hacer y hacerlo, utilizando los métodos que te he enseñado.

Con el tiempo, cada vez te va a ser mucho más fácil, y ya no vas a necesitar pensar tanto las cosas para hacerlas, simplemente las harás.

Habrás adoptado un gran hábito, muy determinante para alcanzar el éxito en la vida.

J. K. Rowling
En realidad son nuestras decisiones las que determinan lo que podemos llegar a ser, mucho más que nuestras propias habilidades.
J. K. Rowling

Imagínate si en todo este tiempo, cada vez que sentiste temor a algo que debiste hacer y sabes que no tiene sentido tenerlo, te hubieras atrevido.

Cada vez que te daba pereza hacer las cosas que debías realizar, las hubieras hecho.

Cada vez que las excusas aparecían, las hubieses dominado con razones mucho más fuertes emocionalmente.

De seguro que estarías mucho mejor de como estás ahora, sin importar la cantidad de fracasos y errores que hayas cometido al atreverte y hacer, porque con cada uno de ellos tienes la oportunidad de aprender y hacerlo mucho mejor.

Ahora…

¿Tú crees que puedes lograrlo?

¿Empezar a vencer tu pereza, tus miedos y tus excusas cada vez que se presenten?

Yo creo que sí, todos podemos.

Es cuestión de esforzarnos, dedicarnos, ser perseverantes y constantes.

Ahora es tu turno, comienza a trabajar por esa vida que siempre soñaste tener.

Y una cosa más…

Nunca te rindas, mereces lograr cada sueño que tienes, busca la fuerza para avanzar un paso más día a día para alcanzarlos.

Facundo Cabral
No digas no puedo ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes.
Facundo Cabral

¿Qué miedos piensas vencer, qué obstáculos piensas derribar, qué harás de ahora en adelante para crecer en la vida sin que nadie te lo impida?

¿TE SIENTES YA UNA PERSONA DE ÉXITO?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 
Por | 2017-04-06T19:24:39+00:00 22 de mayo del 2014|Emociones, Inteligencia|2 Comentarios