Loading...

Para salir adelante en nuestra vida, tenemos que dedicarnos a hacer constantemente aquellas cosas importantes que nos acercarán cada vez más al logro de nuestras metas principales. El problema es que tenemos tantas molestias e incomodidades tanto grandes como pequeñas que nos perturban y quitan energía.

Molestias las cuales no nos dejan concentrarnos en lo importante y así, impiden nuestro progreso.

Imagínate que estás atado a una cuerda y que cada vez que quieres avanzar, esta te jala para el lado contrario.

Así te quedes parado sin hacer nada, esta te va a jalar, y si te jala hasta cierto punto caerás dentro de un hueco profundo donde sufrirás una lesión y para salir te costará mucho, si es que la lesión no es letal.

Esta cuerda ejemplifica aquellos problemas que nos perturban día a día y nos impiden hacer aquellas cosas importantes para nuestro crecimiento.

Caer al hueco, es permitir que estos problemas se agranden hasta el punto en que debas resolverlos inmediatamente, sí o sí, o incluso ya no tengan solución.

Salir del hueco es solucionar el problema grave, pero la cuerda seguirá atada a ti, seguirás teniendo tus demás problemas, y mientras no los soluciones te costará mucho avanzar.

Lo que debemos hacer para poder concentrar nuestra energía y tiempo en aquello que es realmente importante para nosotros, para nuestro crecimiento, es dejar de soportar esas molestias y problemas y, simplemente, eliminarlos de nuestra vida.

Haz una lista de todas esas cosas, por más grandes o pequeñas que sean, que te impiden progresar como deberías, y soluciónalas una por una en orden de importancia y urgencia.

  • Categoriza cada una de estas cosas para tenerlas más claras y así simplificar el trabajo.
  • Busca eliminar la mayoría de problemas de una sola vez.
    • Todas aquellas pequeñeces que uno tolera, cumplen la función de distraerte de los verdaderos problemas vitales.
  • Aquellos problemas que por el momento te parezcan imposibles de resolver, ponlos en una lista aparte, y por el momento, no pienses en ellos. A su debido momento los resolverás.

Una vez hayas comenzado a eliminar lo que te fastidia, comprobarás que esas pequeñas cosas molestas te absorbían una enorme cantidad de energía.

Te darás cuenta de que ahora cuentas con más tiempo y energía para dedicarte a lo que realmente importa.

Así, podrás avanzar mucho más rápido y fácil que cuando tenías todos esos molestos problemas.

Primero cómete la verdura y después podrás comerte el postre

¿TE SIENTES YA UNA PERSONA DE ÉXITO?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 
Por | 2017-04-05T18:30:49+00:00 27 de mayo del 2014|Inteligencia|4 Comentarios