Loading...

Seguramente quieres ser exitoso (a) y tienes muchos sueños y metas que quieres cumplir en la vida para lograrlo.

Como…

  • Viajar por el mundo
  • Conocer a profundidad ciertos temas y aplicarlos en la vida
  • Ser un profesional
  • Tener tu propio negocio
  • Dejar de ser tímido(a)
  • Ayudar a los demás de cierta manera
  • Estar en forma
  • Tener una vida saludable
  • Encontrar a tu pareja ideal
  • Aprender a meditar
  • Ser proactivo(a)
  • Etc, etc.

El problema es que probablemente quieras lograr estos sueños y metas sin cambiar la forma en que haces las cosas… sin cambiar de hábitos.

Es como si quisieras hacer ejercicios para llegar a tu peso ideal sin cambiar tus hábitos alimenticios.

No va a funcionar. Ya lo he intentado… jaja.

También es probable que hayas probado una que otra forma para lograr lo que quieres, pero al no tener resultados inmediatos, al no ser como esperabas, te rendiste y lo postergaste, o simplemente pensaste que no era lo tuyo.

O puede que hayas intentado una forma, y otra, y otra; y no haber obtenido resultados justamente por eso; porque no estuviste suficiente tiempo intentándolo y probando nuevas estrategias para hacerlo mejor.

Es como si plantaras una semilla y la regaras un día. Al día siguiente, como no salió ninguna plata todavía, decidiste probar con otra semilla en otro lugar y regarla un día a ver que pasa, y así sucesivamente.

Así no obtendrás resultados.

Puede que pienses que no sirves para alguna cosa que quieras o tengas que hacer, o que sientas que eres malo(a) en ello, aunque hacerlo te beneficie en gran medida e incluso te guste.

Pero en realidad son tus creencias limitantes las que te dicen eso. Es tu temor al cambio, a salir de tu zona de comodidad.

Hay algo que tengo que decirte…

No vas a lograr nada valioso en tu vida a menos que te atrevas a hacerlo.
A menos que enfrentes y superes tus miedos, tus dudas, tu pereza a hacer las cosas.

No busques caminos cortos, hay gente que se pasa la vida buscándolos y no los encuentran.

Esos caminos cortos en su mayoría, o son un marketing para enseñarte los verdaderos caminos (que no son cortos) o son una estafa.

Lo que tienes que hacer es justamente hacer lo que SABES que tienes que hacer para avanzar. Ser constante y dejar de postergar lo importante. Vencer tus excusas cada vez que se presentan, mejorar un poco más cada día, y por lo que más quieras…

NO RENDIRTE

No todos los grandes esfuerzos tienen resultados inmediatos, la clave está en la constancia.

Imagina la onda expansiva que produce un jet al pasar la barrera del sonido.

Esta onda es como el momento en que nuestra vida cambia de lo que era a lo que va a ser una vez que superamos nuestros miedos, remplazamos nuestras creencias y malos hábitos, somos constantes, y nos acostumbramos a todo eso.

Llega un momento en que te das cuenta que todo ha cambiado. Que ahora eres diferente y estás encaminado hacia grandes cosas.

Ahí es cuando el camino realmente se aprecia…

Un poco de temor puede ser bueno a veces.

Cuando se teme que las cosas vayan a empeorar si no se hace algo, puedes sentirte impulsado a la acción

Pero no es bueno sentir tanto miedo que te impida hacer algo.

Pregúntate lo siguiente y piensa antes de responder:

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Todo ese miedo, dudas, pereza, creencias y hábitos a superar. Todas esas cosas que sabes que tienes que hacer para progresar, se pueden resumir en una palabra:

CAMBIO

Enfrentar tus miedos, salir adelante, obtener lo que quieres y lograr tus metas, no es más que parte de la aventura de Vivir.

Si no sabes cómo, hallarás la manera en el trayecto

Una vez logres aquellas cosas que quieras lograr, te vas a dar cuenta que lo más emocionante y lo que te genera la felicidad, fue el camino que recorriste.
Fue el atreverte, el enfrentarte a cada obstáculo que se presentaba, el levantarte después de cada caída con la frente en alto y mejor que antes.

Eso, querido(a) amigo(a), se llama Libertad.

Para terminar… te dejo unas conclusiones respecto al cambio, sacadas del libro “¿Quien se ha llevado mi queso?” de Spencer Johnson

Medita al respecto…

  • Si no cambias, te puedes extinguir.
  • Analiza siempre aquello que es importante para ti y cómo va, para saber cuándo es necesario un cambio y que este no te atrape por sorpresa.
  • El movimiento hacia una nueva dirección te ayuda a encontrar nuevos caminos hacia aquello que deseas.
  • Cuando dejas atrás tus temores, te sientes libre.
  • Imaginarte disfrutando de aquello que deseas incluso antes de encontrarlo te conduce justamente a eso, encontrarlo.
  • Cuanto más rápidamente te olvides de cómo eras antes, más rápido te acercarás a tu nuevo “Yo”.
  • Es más seguro salir, arriesgarte y buscar lo que quieres, que hacer nada y quedarte como estás.
  • Tus viejas creencias no te conducen a aquello que deseas.
  • Al aprender que puedes encontrar eso que deseas lograr, cambias el curso que sigues.
  • Observar pronto los pequeños cambios que hiciste te ayuda a adaptarte a los grandes cambios por venir.

Siempre hay oportunidades para lograr lo que queramos ahí afuera, tanto si sabes reconocerlas como si no.

Uno se ve recompensado con ellas en cuanto se dejan atrás los temores y se disfruta con la aventura.

El mayor inhibidor del cambio se encuentra dentro de uno mismo.

Nada puede mejorar mientras tú no te decidas a cambiar.

Ya sabes… Es tú decisión.

Ahora dime, ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

¿TE SIENTES YA UNA PERSONA DE ÉXITO?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 

¡Haz Clic Aquí para Comentar!

Por | 2017-04-27T19:20:20+00:00 14 de febrero del 2014|Inteligencia|Sin comentarios