Loading...

¿Qué es lo que quieres lograr en la vida?

¿Cómo te gustaría llegar a ser en 10 años?

¿En 5?

¿El próximo año?

Todos queremos lograr algo, sea ayudar a alguien, ganar más dinero, mejorar tu relación con una persona, bajar o subir de peso, controlar una emoción, ser felices, etc.

Metas, puras metas son las que tenemos pero casi todas mal hechas.

Deseos de conseguir un objetivo que probablemente lleve arrastrándose años de años sin lograr resultados concretos y que se mantengan en el tiempo.

Deseos que al no ser realizados se van cargando en nuestra mochila, y el peso de esta cada vez se vuelve mayor y mayor, tanto que nos impide en sí, seguir progresando en la vida, nos estanca.

Y ¿Qué haces?

Te quedas así…

Pasa el tiempo y te rindes, te conformas, no haces nada para cambiar más que un intento una vez a las quinientas para buscar lograrlo de la noche a la mañana, el cual, como casi siempre, se esfuma a los pocos días.

Tenemos que esperar a que ese deseo se vuelva una necesidad básica para recién poder empezar a plasmarlo en la realidad. Tienes que esperar a que le pase algo a esa persona para recién ayudarla. Tienes que irte a la quiebra, esperar un hijo inesperado, que te llegue un ultimátum para pagar algo, o que te boten de la casa y pasar hambre para recién hacer lo imposible por conseguir más dinero. Tiene que dejarte para que recién te des cuenta de lo que perdiste e intentar recuperar a tu ser amado y arreglar las cosas. Tiene que darte diabetes para que bajes el consumo de azúcar, o un paro cardíaco para que empieces a tener una vida sana. Tienes que cometer una estupidez imperdonable para buscar ayuda con tus reacciones y emociones sin control.

¿Es necesario?

¿A caso es imposible lograr esas cosas que queremos sin tener que llegar al límite para recién hacer algo al respecto de manera continua?

No no es imposible, e incluso puede llegar a ser fácil si aprendes lo que te voy a enseñar.

El problema está en que dependemos de nuestra motivación y emociones para lograr las cosas. Y la motivación no siempre está. Hay días en que uno está decaído, sin ganas, molesto, triste… y eso pasa siempre. Si esperas estar motivado y que los días se mantengan perfectos para poder esforzarte en aquello que quieres conseguir, nunca lo vas a hacer. Nunca llegaras a nada.

Así estés una semana entera dando todo de ti para lograr, por ejemplo, bajar de peso. Tendrás uno que otro pequeño cambio a pesar de tu gran esfuerzo, pero te rendirás por cansancio o porque tuviste una discusión con alguien, o simplemente te dio flojera y un día lo dejaste, a los otros dos días también, y de ahí olvidaste por completo tu meta y volviste a lo de siempre.

Pero existen soluciones y hoy vengo a regalarte una estrategia completa para que logres cualquier cosa que te propongas de una forma estructurada, paso a paso, sin que te cueste dar el primer paso y mantenerlo.

Solo te pido que no te saltes ningún paso por entusiasmo que sientas. Hazlo como te lo digo, y en dos meses me cuentas cómo te fue, enserio me encantaría saberlo.

La Estrategia Para Lograr Cualquier Meta (5 pasos)

[Por Grande que Sea]

1. La Meta

Quiero que elijas 4 deseos en los que te vas a enfocar desde ahora hasta que los consigas.

Elige para empezar, 4 deseos, los más importantes, una vez los consigas eliges otros 4, no elijas más, esperar un poco no va a hacer diferencia por todo el tiempo en que los has dejado, así que ten paciencia.

Ejemplo:

Deseo 1: Quiero bajar de peso

2: Quiero ganar más dinero

3: Quiero mejorar mi relación

4: Quiero ahorrar dinero.

Ahora tienes que convertir estos deseos en metas. Esto es, hacer de tus deseos algo más específico, concreto, lograble. Sin exagerar.

Algo así:

Meta 1: Bajar 30 kilos.

2: Quiero ganar 3000 dólares al mes.

3: Quiero que la relación con mi pareja sea sana y feliz.

4: Quiero tener 5000 dólares ahorrados.

2. Necesidad y Compromiso

Ahora que ya tienes tus 4 metas fijadas, es hora de vincularlas emocionalmente a ti.

Anota y Respóndete lo siguiente (para cada meta):

¿Por qué es importante hacer esto para ti? ¿Qué buscas con ello?

¿Qué pasa si dejas esta meta? ¿En qué te afecta?

¿Cómo sería tu vida si la consiguieras? ¿En qué cambiaría? ¿Qué podrías hacer? ¿ Cómo te sentirías?

Responde con el corazón e imagina cada situación como si realmente pasara, vívela, medítala, siéntela.

Tus respuestas las vas a leer todos los días y si sientes menos compromiso quiero que te vuelvas a hacer las preguntas hasta que tus respuestas sean lo suficientemente fuertes como para que pongas manos a la obra, día tras día.

Ahora quiero que hagas un Acto de Compromiso.

Estas son cosas que realmente quieres lograr. Cosas que van a cambiar tu vida, tu futuro. Cosas que has querido por mucho tiempo conseguir pero no fue hasta hoy que realmente te comprometiste y decidiste tomar acción para ello.

Escribe esto donde anotarás las preguntas y respuestas. Escribe tu compromiso en tiempo presente y fírmalo. Este papel ahora se convertirá en algo muy importante para ti hasta que cumplas tus 4 objetivos.

3. Pequeños Esfuerzos para Grandes Logros

Esta es la parte del cómo y cuánto. La parte del qué tendrás que hacer día a día, semana tras semana para lograr tus metas.

Quiero que te grabes esto en la cabeza, es muy importante:

Que al principio eso que tengas que hacer sea tan fácil y simple, que no puedas decir que no.

Así es como puedes incorporar o eliminar hábitos en tu vida de manera sencilla.

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso
Lao Tse

Empieza con pequeño, con algo muy fácil y simple, algo que cualquiera pueda hacerlo y que si no lo haces te sentirías idiota.

Si quieres bajar de peso, sal a caminar 5 minutos al día y come la mitad del arroz que normalmente ingieres. A la siguiente semana que sean 10 y un cuarto de arroz. A la otra 20 y deja el arroz por la ensalada. Cuando llegues a los 30 aumenta la intensidad. Trota 5 minutos al día por una semana, mejora cada vez más tu alimentación. A la otra que sean 10. A la otra 20 y así. Luego corre, luego haz intervalos de intensidad entre tu máxima velocidad, trotar y caminar, etc.

Que el esfuerzo inicial sea ínfimo y que gradualmente vaya aumentando. Esto hace que el cambio sea fácil cada vez, que casi no lo sientas, que te acostumbres y formes el hábito de la acción para que luego el hacerlo forme parte de tu vida y los resultados lleguen por sí solos.

Otra cosa importante:

Cuando no sepas qué hacer para el logro de tu meta, investiga. Averigua cómo lo hicieron otras personas, busca en internet, en libros y crea tu plan gradual, de lo más sencillo y fácil a cada vez algo más intenso y dedicado, hasta el punto en que te sientas cómodo con los resultados y quieras mantenerte así.

4. Medición

Esto es algo indispensable.

Mide lo que haces y tus progresos.

Escríbelos y regístralos en un lugar fijo.

Mira qué resultados te da hacer lo que haces y cómo afecta cada cambio de intensidad que realizas.

Esto te ayuda mucho a mantenerte pendiente y enfocado en el logro de tus metas. En saber que lo que haces está dando resultados.

Ejemplo:

Semana 1

  • Caminatas diarias de: 5 minutos
  • Alimentos: arroz reducido a la mitad.
  • Resultado semanal: bajé medio kilo.

Semana 2

  • Caminatas diarias de: 10 minutos
  • Alimentos: arroz reducido a un cuarto.
  • Resultado semanal: bajé un kilo.
  • Resultado total: bajé un kilo y medio.

Y así semana tras semana.

5. Hábito

Si sigues esta estrategia empezando de 0, haciéndolo fácil, progresivo, midiendo tus resultados y reafirmando tu compromiso; en poco más de un mes crearás un hábito.

Una vez creado te será costumbre y parte de tu vida seguirlo.

Esta es mi estrategia tanto para crearlo como para dejarlo y te la comparto porque sé que te ayudará mucho y eso es lo que busco.

Como te dije, me encantaría saber cómo te fue.

Prueba por dos meses esta estrategia y comparte con la comunidad tus resultados aquí abajo en los comentarios.

Te deseo lo mejor y espero realmente que esto te sirva y forme parte del cambio que buscas en tu vida.

Solo quienes se arriesgan a ir demasiado lejos tienen la posibilidad de descubrir lo lejos que puede ir uno.
T.S. Eliot

¿TE SIENTES YA UNA PERSONA DE ÉXITO?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 

¡Haz Clic Aquí para Comentar!

Por | 2017-03-07T18:58:15+00:00 8 de noviembre del 2015|Inteligencia|5 Comentarios
  • Augusto Miguel Gonzalez

    Excelente ayuda me devolvió mi entusiasmo solo leerlo en un momento critico en mi vida y ahora tengo más esperanza para conseguir mis objetivos, dejo el comentario este como forma tambien de decir gracias por la ayuda, más adelante te cuento como me fue y el progreso mi experiencia, etc. Saludos.

    • Hola Augusto!

      Estoy muy feliz de poder ayudarte, me cuentas cómo te fue. Un abrazo!

  • Nery Pérez

    Buenísimo el Artículo. Gracias Jorge!!

  • Gracias Matías! Espero te ayude mucho.