Loading...

¿Te imaginas todo lo que podrías lograr si hicieses todo aquello que debes hacer, así no quieras o no tengas ganas de hacerlo?

Cada vez que tengas pereza, vencerla.

Cada vez que tengas miedo sin sentido, a algo, enfrentarlo.

Cuando tengas dudas sobre algo, resolverlas, en vez de distraerte con otras cosas.

Y así, hacer lo que tienes que hacer siempre.

Y si te dijera que para hacer todo esto, solo debes…

Pensar

¿Lo harías?

La mayoría de nosotros, cada vez que tenemos un problema lo que hacemos es hacer otra cosa para olvidarnos del problema en vez de resolverlo.

Distraernos, en otras palabras.

El solo hecho de pensar en el problema, y de resolverlo, nos da dolor de cabeza.

Por lo que lo postergamos y así acumulamos gran cantidad de problemas.

Prácticamente, estamos esperando a que pase algo donde no tengamos salida para resolverlos.

No tiene sentido.

Lo que debemos hacer, como dije, es pensar, meditar sobre nuestro problema o problemas y así buscar las soluciones que necesitemos.

Suena simple, porque lo es.

Solo que tenemos que hacerlo

Entonces,

¿Cómo utilizar nuestro pensamiento para resolver cada problema que tengamos y así hacer aquello que no queremos hacer, pero debemos?

Medita en por qué necesitas hacer esto

En vez de distraerte con cualquier cosa y perder el tiempo mientras te decides en hacer o no hacer lo que tienes que hacer, tómate cinco minutos en meditar por qué debes hacerlo y qué pasa si no lo haces.

Piensa en el bien que puedes hacer por realizar tal tarea y en el mal que se puede causar si no

Por ejemplo:

  • Si lavas platos en un restaurante, tienes que darte cuenta que con cada plato que lavas estás brindando un ambiente más sano para la comida de cada persona a la que se sirve.
  • Si escribes artículos sobre algo, tienes que entender que puedes ayudar a muchas personas de alguna manera al escribirlos. Puedes escribir las palabras que ellos necesitan leer, las cuales los motivarán a realizar los cambios que los harán crecer y salir adelante.
  • Si eres el asistente de alguien, tienes que pensar que gracias a ti, esa persona o lugar al que asistes, está en orden y al tanto de todo lo que necesita. Sin ti, todo podría desmoronarse.
  • Etc, etc.

Medita en tus miedos

La razón principal por la que no haces las cosas que debes hacer es por miedo.

Miedo a ser rechazado, a fracasar, a hacer algo mal, a la confusión, a pensar en el corto plazo (que no va a haber mucho cambio el hacerlo una vez, pero si piensas en largo plazo si va a ayudarte). Miedo a que se te vea mal, a que no estés conforme con el resultado, a que hayas elegido mal o estés perdiendo el tiempo.

Examina este miedo, date cuenta que lo único que hace es detenerte, date cuenta de que si hubieses enfrentado tus miedos desde antes, no estarías donde estás ahora, sino en un lugar mejor.

Acepta tus miedos como parte de ti, y enfréntalos, no huyas.

Encuentra el causante del miedo, y busca formas de hacer lo que tienes que hacer, que hagan que este temor se reduzca.

No pienses en los resultados, piensa en tus intenciones.

¿Por qué tienes que hacer eso que no quieres?

  • Por ayudar a alguien a que esté mejor.
  • Para tener una mejor forma, tener más salud y más seguridad en ti mismo(a).
  • Etc.

A casi nadie le gusta hacer cosas complicadas. Pero es parte de la vida, todo el mundo tiene que hacerlas si quiere superar algo o llegar a algo.

Si no lo haces, vas a retroceder poco a poco a tal punto que vas a tener que hacer cosas complicadas por supervivencia, y va a ser mucho más difícil.

¿Qué prefieres?

Concéntrate

Una cosa a la vez.

Si todos nos tomáramos un tiempo para pensar y decidir conscientemente lo que debemos hacer, todo sería distinto.

Haz de esto un hábito. Piensa antes de actuar. Sé proactivo.

¿Has escuchado del Estado de Flow?

No no es una canción de reggaeton.

El estado de flow es ese estado en el que uno trabaja concentradamente, dando todo de sí para hacer lo que se tiene que hacer hasta terminarlo (sin que uno se canse o se sienta con flojera).

Para llegar a ese estado, primero debes tener a la mano todo lo que necesites para empezar y luego, tienes que empezar (lo cual es el paso más difícil), tienes que aprender a dar el primer paso.

Una vez hayas empezado, avanzas un poco y te das un tiempo para despejarte (no distraerte), puedes:

  • Hacer abdominales.
  • Pensar al respecto de lo que estás haciendo y anotar tus ideas.
  • Tomas un vaso de agua.
  • Etc.

Luego, avanzas otro poco y te despejas nuevamente.

Así, hasta que llegues al estado de flow (lo vas a sentir) y no vas a querer despegarte de tu trabajo hasta terminarlo.

Encuentra gratitud

Puede que estés haciendo algo complicado, pero por lo menos tienes la opción de hacerlo.

Por ejemplo:

  • Si estás haciendo ejercicios, agradece que tienes la salud para hacerlos, tienes las extremidades que necesitas para ello, etc.
  • Si estás trabajando, agradece que tienes un trabajo.
  • Usa esto para motivarte a hacer lo que tienes que hacer.

Seguir todos estos pasos no solo te van a ayudar a hacer el trabajo duro que tienes que hacer, sino que te van a ayudar a conocerte más y así conocer tus propósitos en la vida, los cuales son tu principal motivación para salir adelante.

Aparte, te van a ayudar a desarrollar una mente más consciente y a ser una persona más agradecida.

¿Para qué esperar más?

¿No crees que ya es hora de tomar las riendas de tu vida y hacer algo al respecto?

Empieza AHORA.

¿TE SIENTES YA UNA PERSONA DE ÉXITO?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 
Por | 2017-04-10T18:51:37+00:00 24 de abril del 2014|Inteligencia|3 Comentarios
  • Pingback: Cómo Medir Nuestro Progreso En La Vida | Desarrollo Personal()

  • Mare

    Hola Jorge, he descubierto hace poco tu página y me encanta. Este post particularmente me afecta muchísimo. Estoy opositando y me cuesta muchísimo ponerme a ello. Es la elaboración del temario, los resúmenes, el si lo estoy haciendo adecuadamente,…y todo esto hace que lo vaya postergando. Esto hace que sufra, ya que sé que estoy dejando de hacer algo, que debo hacer obligatoriamente. En mi favor he de decir, que poquito a poquito, he ido saliendo a delante, pero debo perseverar. Tu post me ha servido muchísimo, y el estado de Flow me parece muy interesante, así que intentaré llevarlo a cabo.
    Te seguiré…
    Muchas gracias por aportar tantas soluciones valiosas

    • Lo que te puedo recomendar es no tratar de perfeccionar las cosas desde un comienzo. Solo hazlas en el tiempo que te propongas, y según los resultados que te den una vez ya hechas, vayas mejorando las próximas que hagas. Así ahorras tiempo en tratar de hacerlo lo mejor de lo mejor. Como tu dices, paso a paso, poco a poco está bien. “Un viaje de mil millas comienza con el primer paso” -Lao Tse

      Saludos!