Loading...

¿Alguna vez te has descontrolado por causa de la ira?

¿Has gritado, insultado y hasta golpeado a alguien que quieres?

¿Llegaste a irte de las manos o de boca con alguien, y no pudiste parar?

¿Te llenas de ira cada vez que hablas con esa persona?

¿Te genera furia el siquiera pensar en ella?

¿Has reaccionado mal, debido a tu ira, ante un suceso determinado y has hecho algo de lo cual ahora te arrepientes?

El no saber expresar tu enojo cuando se presenta, puede generarte graves problemas sociales, personales, a corto y a largo plazo.

  • Puedes perder amigos, incluso vínculos con familiares.
  • Puedes terminar con grandes problemas legales si llegas a un extremo.
  • Tu concentración queda muy reducida cada vez que intentas hacer algo. No puedes hacerlo bien debido a que te distraes pensando en un determinado suceso que te enfurece, tanto si ha pasado como si no (te lo inventas y lo produces en tu cabeza).
    • Tener estos pensamientos también te vuelven una persona muy negativa, molesta todo el tiempo, impulsiva, reactiva, etc.

En general, la ira no controlada puede hacerte perder muchas cosas.

Es por eso que debemos aprender cómo controlarla y expresarla cada vez que se presenta, para así poder solucionar los problemas desde un principio evitando que se vuelvan mayores.

No puedes evitar ni cambiar aquellas cosas o personas que hacen que te enojes, pero puedes cambiar tu reacción

Todos sabemos cómo es la ira, todos la hemos vivido, tanto como una molestia pasajera como una rabia intensa.

La ira es útil y necesaria para la autodefensa y supervivencia, como instinto básico, pero si no se controla puede ser destructiva.

Tres formas de controlarla

1. Debes aprender a Expresar tu ira de forma calmada sin dañar a otros.

Sé Proactivo.

No reacciones y hagas lo primero que se te ocurra.

Piensa la situación, entiéndela, y busca las palabras adecuadas, que expresen tu enojo de manera constructiva y buscando una solución.

El discutir con otra persona por ejemplo, muchas veces no nos da tiempo a pensar. Simplemente cada uno escupe lo que se le viene primero a la cabeza y se responden así hasta que suceda algo que los pare (bueno o malo).

Descargar tu ira hacia una almohada o algo por estilo, no va a ayudar. Esto puede hacer que tu cólera aumente más incluso.

2. Debes aprender a Reprimir tu ira

Deja de pensar en ella y reemplázala por un sentimiento y pensamiento positivo y constructivo que pueda cambiar la perspectiva del problema y solucionarlo.

Debes aguantarte la ira en el momento, pero después buscarle una solución al problema. no la dejes guardada.

Debes tener cuidado de que esta ira no la conviertas hacia ti.

Esto puede causarte graves problemas de estrés, hipertensión, etc.

3. Debes aprender a Calmar tu ira

Busca calmarte realizando varias respiraciones profundas utilizando el estómago y no el pecho (con el diafragma), así te relajarás poco a poco hasta que la ira se reduzca y puedas pensar más claramente las cosas.

Muchas veces cuando nos ponemos a pensar en el origen de nuestra ira, ni siquiera podemos encontrarlo.

Simplemente salió porque explotamos tontamente por cualquier tontería que activó nuestro enojo.

Busca el origen de tu ira ante cada situación una vez esta pase, encuentra la razón de la razón hasta llegar al punto de inicio de esta y poder así entenderla y controlarla conscientemente.

La ira no puede eliminarse totalmente, es parte de nuestra humanidad.

Por eso, debes aprender a controlarla dependiendo de cada situación que se presente.

Generar los hábitos de ser Tolerante y Compasivo, puede ayudar mucho con cualquier problema que tengas.

Aprende a perdonar y no dejes que los recuerdos se queden presentes en tu mente.

Busca su origen, compréndelos (si puedes soluciónalos) y luego déjalos ir.

La ira, el rencor y el odio, es como querer hacerle daño a alguien con un cuchillo, agarrándolo fuertemente con las dos manos… desde el filo

¿SIENTES QUE YA TIENES EL CONTROL?

Si No… te invito a que Comiences tu Entrenamiento de Vida

¡Forma Parte Gratis de la Comunidad del Camino Medio!

 
Por |2017-04-07T12:02:27+00:0015 de mayo del 2014|Emociones|Sin comentarios